Ergonomía básica en la oficina

Los modernos trabajos exigen de los trabajadores pasar mucho tiempo en la oficina sentados adelante de un ordenador. Esto en combinación con estilo de vida sedentario puede provocar una serie de problemas en el sistema musculoskeletal y dolores en las lumbares, las cervicales y las extremidades. Es muy frecuente que los trabajadores se quejen de dolores en el cuello y la cabeza, contracturas y molestias en las manos.

Es recomendable cada 1 o 2 horas levantarse de la silla y estirar el cuerpo, pero lo más importante sin embargo es mantener una buena postura mientras estamos sentados en la silla.

 

  1. Codos

Empieza sentándote lo más cerca posible a tu mesa de manera que tus brazos sean paralelos a tu espalda. Deja tus manos descansar encima de tu superficie del trabajo (mesa, teclado…). Si tus codos no están en un ángulo de 90-100 grados, ajusta la altura de tu silla.

  1. Muslo

Prueba si puedes pasar tus dedos debajo de tu muslo en la parte anterior de tu silla. Si es muy justo y tus dedos no caben igual necesitas subir tus pies utilizando un reposapiés. Si eres muy alto y en el espacio entre la silla y tu muslo caben más de un dedo, necesitas subir la altura de tu silla y de la mesa (si se necesita).

  1. Gemelos

En la misma manera y con tu pelvis apoyando bien en la espalda de tu silla, trata de pasar tu puño entre tus gemelos y la parte anterior de tu silla. Si tu puño no cabe, tu silla es muy honda y necesitas mover la espalda de tu silla hacia adelante o introducir un soporte (p.ej. un rollo McKenzie, un cojín, o una toalla envuelta).

  1. Soporte de las Lumbares

Tu culo debe siempre apretar la espalda de tu silla y un soporte como el rollo McKenzie debe apoyar la curvatura normal de tus lumbares. De esta manera puedes proteger tus discos intervertebrales lumbares de sobrecargar y mantener una postura sana sin encorvar tu espalda para mucho tiempo.

  1. El nivel de los ojos

Cierra tus ojos sentando en tu silla del trabajo de modo cómodo mirando hacia adelante. Ahora abre despacio tus ojos. Tu mirada debe estar fijada en el centro de tu pantalla. Si tu pantalla es más alta o más baja, ajústala como corresponde.

  1. Brazos de la silla

Ajusta los brazos de la silla para que tus brazos apenas que se eleven en el nivel de tus hombros. De esta manera puedes quitar un poco de peso de tu espalda y mantener una postura cómoda para más tiempo.

 

Si tienes alguna pregunta, o quieres clarificar algo, puedes llamar al teléfono: 692818507 o enviar un correo electrónico a la dirección: info@fisiobarcelona.cat

¡La persona media puede aguantar sobre de un pie 33,4 segundos! ¿Tú?

El equilibrio es una capacidad esencial para nuestra vida diaria, nuestro movimiento y físico. Nos da agilidad y nos hace movernos con confianza y evitar las caídas.

Para tener buen equilibrio se necesita la buena función e integración de los siguientes sistemas:

  • Propioceptivo
  • Vestibular
  • Visual
  • Nervioso
  • Musculoesquelético

 

Es una habilidad bastante compleja y sofisticada y en el caso de disfunción de cualquier de los sistemas anteriores se puede deteriorar y aumentar el riesgo de una caída con consecuencias posiblemente importantes.

13065-1-0bdf8234dffa0f29716dc0ea5292a464

El equilibrio se deteriora con edad. Uno por cada cuatro personas con más de 60 años se cae.

Por eso, mejorar tu propiocepción ahora es una inversión para un futuro sin problemas con más agilidad y placer.

Contáctanos en info@fisiobarcelona.cat o en el teléfono: 692818507 para informarte sobre los programas de reeducación de equilibrio y hacer tu evaluación gratis.

Los Beneficios del Método McKenzie

El método McKenzie MDT es un método desarrollado en los 70s por el fisioterapeuta neozelandés Robin McKenzie que trata de una forma efectiva las lesiones y las patologías de la espalda y de las extremidades. Es un método seguro y eficiente, basado en un sistema de evaluación muy detallado que permite hacer la diagnosis diferencial entre las patologías, así como identificar las contraindicaciones para el tratamiento.

El reconocimiento del método es global y sus beneficios muy destacados.

  1. 1. Es el método con la base científica más amplia

El instituto McKenzie internacional cree en la práctica basada en evidencia científica (Evidence Based Practice) y por eso promueve y facilita la investigación.

Los estudios científicos han demostrado que la mayoría de pacientes con dolor en la columna responden bien a ejercicios específicos y disminuyen sus síntomas cuando se tratan con ejercicios específicos para cada paciente.

  1. El diagnóstico inicial

La evaluación inicial consiste en el estudio de la historia médica completa del paciente y la examinación física que incluye una serie de posturas y movimientos repetitivos que sirven para clasificar la lesión del paciente en una de las tres categorías de síndromes mecánicos descritos por Robin McKenzie. Frecuentemente, es posible confirmar el diagnóstico inicial en 1-2 sesiones e identificar los casos en los que el método se contraindica.

  1. La participación activa del paciente

El terapeuta acreditado es responsable de informar al paciente sobre su lesión y hacerlo participar en su terapia de forma activa. El énfasis en el autotratamiento promueve el autoaprendizaje del paciente fomentándole una gran sensación de independencia.

  1. La prevención

El paciente, que asume un rol activo en su terapia, será capaz de identificar y reaccionar en cuanto detecte cualquier síntoma de recaída. De esta manera podrá aliviar sus síntomas antes de que se intensifiquen.

La prevención de Caídas

Caerse es algo serio a cualquier edad, pero lo es mucho más para las personas mayores que son propensas a romperse un hueso con la caída. Las caídas son especialmente peligrosas para las personas que tienen osteopórosis. Si a alguien con osteopórosis le rompe un hueso, puede que tarde mucho tiempo en recuperarse. Aprender a prevenir las caídas puede ayudar a evitar las fracturas de huesos y los problemas que éstas traen consigo.

El asesoramiento de riesgo de caída sigue un programa completo de ejercicios y actividades para fortalecer los músculos débiles, reeducar el equilibrio y mejorar la marcha y la sensación de seguridad y la independencia de la persona mayor.